Andre Miller: Un embajador de la conservación ambiental

AM

Andre Miller es un científico marino, propietario de un PADI Dive Center y Master Scuba Diver Trainer, además de ser un líder apasionado con los movimientos de conservación ambiental en Barbados. Andre fue nombrado recientemente como PADI AmbassaDiver. 

“Yo crecí en una pequeña isla rodeada por mucha agua, donde no se puede caminar, correr o conducir lo suficientemente lejos sin llegar al océano. Desde una muy joven he visto la costa como el inicio de una aventura,  mi aventura”, dice Andre Miller, hablando de su amada patria, Barbados.

Andre creció buceando con snorkel hasta llegar a convertirse en un Free Diver. Entonces, un día, vio a un buzo con scuba subir a un barco, resplandeciente con todo su equipo de buceo. Andre supo entonces que quería convertirse en buzo, pero le resultaba un proyecto demasiado costoso en ese momento. Entonces, trabajó como voluntario en una tienda de buceo y, a cambio, George Hurley propietario de la tienda lo certificó como un buzo PADI Open Water cuando Andre tenía solamente 16 años de edad. Hurley también debatía sobre conservación ambiental con Andre y lo logró interesar en los peligros que enfrentan los océanos que rodean su nación isleña, incluyendo la sobrepesca y el deterioro de la salud de los arrecifes de coral. “Incluso en mi corta vida, desde los seis años hasta que cumplí los dieciséis, pude ver el deterioro de los arrecifes de coral que yo amaba cuando niño”, nos comenta Andre.

Andre-and-Katie

Así fue como Andre también comenzó a trabajar como voluntario en un laboratorio de ciencias marinas mientras aún estaba en la secundaria. “No obstante que dediqué muchos días ahí limpiando los tanques de las tortugas y los desechos de los peces, me enamoré de ese trabajo porque podía colaborar con los principales científicos marinos de todo el mundo”.

Cuando llegó el momento de elegir una carrera, parecía que la decisión ya había sido tomada desde que Andre tenía 6 años de edad. “Comencé la universidad pensando en estudiar medicina, pero mi corazón estaba en las ciencias marinas. ¡Mi padre decía que era como estudiar para ser un vago de la playa! Pero sin embargo mi padre me apoyó en mi decisión. Él era un pescador y amaba el océano tanto como yo. De hecho, me inspiró: él regresaba de los viajes largos en el mar con relatos de las ballenas y los delfines que había visto. Entonces fue cuando supe que yo no podía permanecer en tierra por mucho tiempo. Yo también quería ver a esos animales».

Participación del gobierno en la Acción Ecológica.

Después de graduarse, Andre comenzó a trabajar con el gobierno de Barbados como biólogo marino en la Unidad de Administración de Zona Costera (Coastal Zone Management Unit – CZMU). Año tras año, él y sus colegas fueron testigos de la disminución tanto de la abundancia como de la diversidad de peces en la región debido a la sobrepesca. Además, los barcos de buceo y de buceo con snorkel frecuentemente botaban anclas en los arrecifes de coral, la contaminación del agua era un problema; el coral estaba disminuyendo en abundancia y diversidad a medida que los arrecifes eran dañados o destruidos.

“Cuando yo estaba en el gobierno, mis compañeros de trabajo y yo nos sentíamos frustrados con la burocracia y el papeleo. Sentíamos que éramos los únicos documentando el deterioro de nuestros océanos y arrecifes sin hacer suficiente trabajo de conservación.  Además, los políticos, los funcionarios gubernamentales y la gente local veían el océano como un sitio para turistas. Ellos no tenían un sentido de tutelaje”.

Finalmente, Andre convenció a su jefe, el ganador de Premio Nobel, Dr. Leonard Nurse,* que la mejor manera de motivar a las personas para proteger sus arrecifes era mostrándoles su belleza. Por lo tanto, ellos necesitaban que más gente decidiera bucear.

Andre-Trash-III

Restauración y conservación del Arrecife de Coral

La estrategia funcionó. Más burócratas se unieron al esfuerzo, y Andre y sus colegas idearon lo que fue entonces una manera sencilla y práctica de reparar los arrecifes de coral dañados por tormentas o por barcos. “En esa época, nadie más estaba haciendo esfuerzo alguno a favor de los arrecifes dañados, así que nuestro enfoque fue similar a lo que les decimos a los participantes en los cursos de Emergency First Response®: Si no nos proponemos a ayudar, habrá una tasa de mortalidad del 100%. Ahora, hemos logrado una tasa de supervivencia del 90% del coral macizo trasplantado”, nos explica Andre.

Además, hoy en día hay un programa activo y continuo en Barbados para supervisar y mantener saludables los arrecifes de coral. “La restauración y trasplantes de coral se han convertido en nuestras especialidades», dice Andre. “A menudo podemos restaurar un arrecife dañado por un barco o un huracán por medio de la siembra de pequeños fragmentos de coral. Si la calidad del agua es buena y los peces ayudan a poblar (grazing) el arrecife, podemos ayudar a recuperar el arrecife. De esta manera, hemos salvado decenas de miles de corales en toda la región”.

“Además, trasplantamos coral cuando sabemos que este puede ser afectado por una tormenta inminente o por un proyecto de infraestructura. Actualmente estamos monitoreando uno de los trasplantes más grandes y de mayor éxito en la región del Caribe. Antes de que el trasplante fuese una opción, las dragas y las grúas simplemente cortaban a través de los arrecifes poco profundos para hacer un canal.  Ahora yo dirijo un grupo de científicos que mueven los corales afectados, mientras están sumergidos, y después los colocamos en una nueva ubicación protegida. Hemos alcanzado una tasa de supervivencia del 92%”.

Andre-Coralhead-II

Barbados Blue Water Sports

Andre también obtuvo la colaboración de otras partes interesadas al abrir su propio PADI Dive Center: Barbados Blue Water Sports. Él también se convirtió en un PADI Master Scuba Diver Trainer. “Trato de transmitir lo que mi primer instructor me enseñó. Deseo que las personas conozcan que bucear es fácil y accesible, no difícil y peligroso. Estamos acostumbrados a trabajar con los niños de dos escuelas primarias locales, incluso niños con necesidades especiales. Hacemos que se sientan confortables en el agua, les enseñamos a nadar y después avanzamos a la enseñanza del buceo con snorkel y el apneismo en el Carlisle Bay Marine Park. Muchos de los niños que fueron alumnos míos hace años ahora son buzos adultos, transmitiendo su amor por el océano a sus hermanos y descendencias, y obteniendo estudios universitarios en ciencias marinas o ecología. ¡Me encanta eso! Eso solamente lo supera el ver la sonrisa en los rostros de los niños y sus padres después de su primera inmersión. ¿Cómo puede esto no cambiar su vida?

Andre usa también su tienda de buceo como un conducto para sus actividades de conservación. “Cuando abrí mi tienda de buceo, yo deseaba apoyar la conservación. Nosotros aceptamos internos o pasantes de todo el mundo, aprendemos de ellos. Como resultado, hemos cambiado los tipos de bronceador y jabón que utilizamos; todos nuestros barcos tienen motores de cuatro tiempos que generan menos contaminación y reciclamos el plástico. De hecho, nuestros empleados traen plástico de sus hogares para que nosotros los reciclemos, y a menudo escuchamos a los padres que sus hijos han implementado reciclaje en sus hogares después de tomar un curso con nosotros”.

“PADI ha ayudado al darnos una plataforma para enseñar ecología a través del Project AWARE. Ya estamos realizando limpiezas en playas, pero no las documentamos. Ahora cuando las personas nos ven haciendo limpiezas en las playas llevando puestas nuestras playeras Project AWARE y marcando nuestras hojas de datos, los niños, los huéspedes de los hoteles y los locales salen a preguntarnos qué estamos haciendo, y a menudo se unen al esfuerzo”.

Andre-Arms-Out-Portrait

Ya viene el pez león

Barbados Blue Water Sports es también el centro de conexiones para el Save Barbados Coral Reefs, un proyecto voluntario por medio de la venta de brazaletes se financian eventos de sacrificio de peces león. De hecho, la tienda ya tenía arpones y recipientes listos para salir antes de que el primer pez león llegara a invadir las aguas de Barbados.  “¡Sabíamos que ellos venían y estábamos preparados!” Ahora, todas las diez tiendas PADI Dive Shops en la isla trabajan juntas para sacrificar las poblaciones de pez león en los sitios de buceo establecidos todas las semanas.

“Yo veo a cada buzo que sale de nuestro dive center como un embajador para el cambio”, dice Andre. “Ahora, nuestros niños entienden que nuestro planeta – nuestra isla – puede ser perjudicada por nuestras acciones en tierra. Y que nuestro futuro está en sus manos. Esperemos que ellos hagan un mejor trabajo que el que nosotros hemos hecho».

*El Dr. Leonard Nurse fue ganador del Premio Nobel de 2007 por sus contribuciones a la investigación sobre el cambio climático global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.